fbpx
tratamiento del aire

Cómo funciona un purificador de aire: ¿merece la pena?

- 0 Comment. in Purificador de Aire

purificador de aire

Cuando respiramos, exhalamos pequeñas partículas que se quedan flotando en el aire denominado aerosoles. Cuanta menos ventilación haya en una habitación, más probabilidad hay de que podamos respirar un aire que previamente haya exhalado otra persona. Esta es la mayor forma de transmisión de enfermedades provenientes de bacterias, virus o alérgenos. Con un purificador de aire en una estancia cerrada, disminuye ostensiblemente la probabilidad de respirar ese aire contaminado. Pero ¿Cómo funciona un purificador de aire?

Para qué sirven los purificadores de aire

Un purificador de aire sirve para capturar y eliminar aquellas partículas que son dañinas para nuestra salud reduciendo, de esta forma, la contaminación en el aire que respiramos.

Funcionamiento de un purificador de aire

Los distintos sistemas de purificación de aire funcionan captando los microorganismos del aire de una estancia, volviendo a poner en circulación un aire libre de sustancias nocivas. Aunque los más comercializados son aquellos que tienen filtros purificadores HEPA (63 %), hay otros tipos y cada uno tiene una forma diferente para purificar el aire.

Para saber cómo funciona un purificador de aire, debemos conocer los diferentes modelos de depurador de aire existentes. Cada uno de ellos, lo hace de forma diferente, así que vamos a conocer cuáles son los más utilizados.

Filtros HEPA

Un filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air) se compone de una malla de fibras con diámetros comprendidos entre los 0,5 y 2 μm. A medida que estos purificadores van aspirando el aire, las partículas con mayor tamaño a las 2 μm quedan atrapadas en la malla. Esto significa que la mayor parte de patógenos que flotan en el aire como virus, bacterias, moho, ácaros o pelos de animales quedan atrapadas en las redes, consiguiendo que el aire que exhala el purificador esté libre de partículas nocivas. Se calcula que este sistema retiene un mínimo del 85 % de las partículas que están flotando en el aire, pudiendo llegar hasta el 99 % en función del tamaño del filtro purificador de aire que tenga instalado.

Ionizadores

Los ionizadores no funcionan reteniendo partículas, las atraen retirándolas del ambiente, permitiendo de esta forma una mejora en su calidad. La carga de las partículas nocivas como bacterias, polen o polvo es positiva. El ionizador crea un campo eléctrico a su alrededor de carga negativa, atrayendo de esta forma, a aquellas partículas con carga positiva que flotan en el ambiente, consiguiendo así purificaciones de aire.

Precipitadores electrostáticos

Funcionan atrayendo las partículas del aire mediante energía electrostática. El aire que atraen es conducido por un filtro para ser sometido posteriormente a un proceso de carga eléctrica. De esta manera, se produce un efecto de proporcionar ozono al aire tratado.

LUZ UV-C

Contienen una lámpara que proyecta este tipo de luz. La luz UV-C es una radiación ultravioleta capaz de destruir la mayoría de los microorganismos dañinos para la salud humana. Por sí sola, no es capaz de retener estas partículas, por lo que este tipo de depurador de aire debe estar complementados por otro tipo de medios como filtros o ionizadores.

Por qué usar un purificador de aire y cuáles son sus beneficios

Según estudios recientes, se estima que el 90 % de las veces que respiramos a lo largo de toda nuestra vida, la realizamos en espacios interiores como en nuestras casas, oficinas, centros de ocio… Esto indica que, teniendo una alta calidad de aire interior (CAI) en los sitios donde estemos, contribuirá a aumentar las consecuencias positivas para nuestra salud.

Está comprobado que enfermedades tan comunes como el asma o alergias están producidas o son agravadas por tener una baja CAI en los espacios cerrados. Además, la exposición a polen, microorganismos, gases y diferentes tipos de partículas pueden causar diferentes males como colores de cabeza, rinitis alérgicas, náuseas, enfermedades circulatorias y cardiacas…

Por otro lado, respirar el mismo aire que otras personas o animales, es la causa de propagación de enfermedades como resfriados, gripes, o lo que es peor, otro tipo de enfermedades con altos índices de mortalidad mucho más peligrosas como el Covid-19.

Evitar todas las causas anteriores ya es de por sí una buena razón para tener purificadores de aire. Pero estos aparatos también tienen otro tipo de ventajas y beneficios. Este puede ser un buen listado de todos ellos:

  • Mejoran la calidad del aire que respiramos.
  • Altamente beneficioso para personas alérgicas.
  • Complementan la limpieza del aire.
  • Eliminan los malos olores.
  • Contribuyen a la eliminación del moho.
  • En oficinas, negocios, empresas o industrias, favorecen una alta disminución del absentismo laboral debido a la disminución de enfermedades por parte de los trabajadores gracias a la respiración de un aire libre de patógenos infecciosos.

Conocer cómo funciona un purificador de aire es esencial para elegir el mejor modelo y conseguir tener una alta calidad interior de aire. Es la mejor forma de contribuir a preservar y mejorar la salud de las personas que nos rodean. Perfecto para complementarlo con cualquier equipo de climatización disponible en el mercado. Y es que respirar mejor, contribuye a mejorar la calidad de nuestra vida. ¡Merecen la pena!

Leave a Comment

Su dirección de correo electrónico no será publicada.